SUSAN Y EL DIABLO


de Chema Cardeña

Elenco


Intérpretes: María José Goyanes (como Susan Atkins), Manuel Valls (como Paul) y Marisa Lahoz (como Rosemary)
Dirección: Chema Cardeña
Producción: Salvador Collado
Director de producción: Pablo Rubio



Documentos


Argumento


Año 2008. Paul Wilkins, periodista del diario sensacionalista Black Star, acude a la prisión de La Frontera, en Los Ángeles, para entrevistar a Susan Atkins, condenada a cadena perpetua por el asesinato de siete personas, entre ellas, la estrella de cine Sharon Tate, esposa del realizador Roman Polanski y miembro de la famosa banda criminal de Charles Manson, conocida como “La Familia”.

Durante algo más de una hora, Paul interactuará con la reclusa, quien, tras 14 tentativas de lograr la libertad condicional, trata de convencer una vez más al tribunal para que se la concedan. Un cáncer terminal está acabando con su vida y su único deseo es poder morir fuera de esa prisión que ha sido su hogar durante los últimos 40 años. Durante la entrevista, Susan recuerda su terrible pasado, habla de su redención y descubre un tremendo secreto, que ligará su vida a la del periodista de por vida.

Susan y el diablo utiliza la figura de la famosa asesina Susan Atkins para reflexionar sobre la justicia, la moral y el sistema de nuestra sociedad. Mediante la acción, se plantean temas que están en la mente de todos los ciudadanos. Asuntos de rabiosa actualidad, como la cadena perpetua con revisión o, incluso, la pena de muerte. ¿Qué es justicia y qué venganza? ¿Qué es la reinserción? ¿Qué sentido tiene la cárcel y cuál es su finalidad real?

Este espectáculo se pregunta si el Estado debe ceder ante asuntos como la compasión o la empatía hacia los condenados. Cuestiona si la redención de un crimen debe existir en función de

las circunstancias del reo. Si la sociedad puede mezclar los sentimientos frente a las normas. Si el perdón debe concederse por encima de los artículos, las leyes y las condenas. Y si el propio Estado puede dejarse llevar por las emociones en casos particulares o si, por el contrario, debe permanecer firme ante todas estas cuestiones. ¿Puede la edad de un condenado ser atenuante? El pasado forma parte de la vida de cada uno y nuestras acciones tienen sus consecuencias.

Esta es la historia de una mujer que formó parte de un momento muy especial de la historia. Que cometió unos terribles crímenes en un año cargado de acontecimientos históricos. En 1969, confluían el movimiento hippie y su lema “haz el amor y no la guerra”, la llegada del hombre a la luna en el Apolo XI, el mítico concierto de Woodstock, la guerra del Vietnam en plena efervescencia, el LSD o las pruebas nucleares en Estados Unidos. Era una época convulsa y de cambio. Y, en medio de todo este huracán, un “visionario” trastornado y devoto de las drogas y el sexo llamado Charles Manson crea una comuna hippie a la que denomina “La Familia” en un rancho a las afueras de Los Ángeles, donde impone sus propias leyes y lemas: todo es de todos y la guerra interracial va a comenzar.

De aquel numeroso grupo de hombres y mujeres guiados por el gurú Manson surgió una banda de asesinos y ladrones que conmocionó a la sociedad americana del momento con sus horrendos crímenes: el asesinato del matrimonio LaBianca y la matanza de Cielo Drive, donde cinco personas perdieron la vida de forma brutal y sádica. Entre las víctimas se encontraba Sharon Tate, actriz y esposa del director Roman Polanski, embarazada de ocho meses. En el crimen tomó partido nuestra protagonista Susan Atkins, su asesina, que le dedicó estas palabras cuando Tate pedía compasión para su hijo nonato: “No voy a tener ninguna piedad por ti, perra”. Mientras la música de los Beatles sonaba en su cabeza como si de la revelación del apocalipsis se tratara.

Aquellos asesinatos fueron el principio del fin del movimiento hippie y aún hoy se recuerda la puerta de Cielo Drive manchada con la palabra “pigs”, escrita con sangre de las víctimas por Susan Atkins, o “Sexie Sadie”, como Charles Manson la bautizó en su comuna. Ella, Sadie, Susan o la hija del diablo es la protagonista de nuestra historia.

Ficha Técnica


Espectáculo: SUSAN Y EL DIABLO

Dirección: Chema Cardeña
Intérpretes: María José Goyanes (como Susan Atkins), Manuel Valls (como Paul) y Marisa Lahoz (como Rosemary)
Producción: Salvador Collado
Director de producción: Pablo Rubio
Música y espacio sonoro: Luis Delgado
Espacio escénico: Alfonso Barajas
Iluminación: Juanjo Llorens
Audiovisual: Vicente Monsonís

Vestuario: El matrimonio secreto
Ayudante de dirección: J.L. Monzón
Ayudante de producción: Javiera Guillén
Promoción y prensa: Adolfo Ramírez
Fotografías: Vanessa Rábade – The Office Comunicación
Dirección técnica: Visisonor
Peluquería: Esther Ruiz Aranda
Diseño gráfico: Patricia Portela – The Office Comunicación
Realización escenografía: AC Verteatro
Realización de vestuario: Sastrería Cornejo

Comparte esta obra en: